Fotografo de arquitectura: equilibrio y composición

Una de las ramas más atractivas y fascinantes de la fotografía profesional es, sin duda, la fotografía de arquitectura. Esta rama refleja estructuras, edificios y construcciones realizados por el hombre, normalmente estableciendo una relación con el entorno y captando aspectos tan importantes como los volúmenes y los vacíos. Retratar edificios, ciudades, complejos industriales y detalles arquitectónicos implica conocer a fondo su historia y su estética, de cara a lograr fotografías que realmente reflejen la belleza, la originalidad y las cualidades de cada estructura. El fotógrafo de arquitectura no se limita a retratar construcciones: su labor es buscar el encuadre perfecto, jugar con la iluminación de exteriores e interiores y contar con un punto de vista personal. Solo con estas herramientas será capaz de obtener las mejores fotografías.

ver portolio de fotografía de arquitectura

 

 

fotografia-arquitectura


 

Fotografo de Arquitectura: Tipos de fotografía de arquitectura

Dentro de la fotografía de arquitectura podemos establecer varios subtipos: fotografía de edificios (industriales, urbanos o rurales), de viviendas, de fábricas, de interiores y de ciudades, entre otros. La fotografía de arquitectura puede captar un edificio completo o centrarse en detalles de su construcción, tales como muros, estructuras portantes, forjados, ventanas, puertas… El fotografo de arquitectura suele realizar encargos para constructoras, inmobiliarias, editoriales especializadas en el tema, arquitectos, urbanistas y estudios de arquitectura. Si es capaz de aportar un punto de vista atractivo y original en sus trabajos y de captar la esencia de las construcciones, su trabajo será valorado y reconocido.

Fotografo de Arquitectura: Punto de vista y encuadre

La fotografía de arquitectura ofrece muchas posibilidades a la hora de conseguir imágenes estéticas, donde la belleza de los materiales y las formas contribuye a lograr magníficos resultados. A este respecto, el punto de vista del fotógrafo es clave. Una estructura o edificio ofrece infinitas posibilidades a la hora de fotografiarlo; por eso, saber escoger los encuadres más adecuados es fundamental a la hora de realizar un trabajo de calidad. Además de fotografiar el edificio o la construcción al completo, el fotógrafo de arquitectura puede detenerse en determinados detalles para captar el espíritu del lugar y de su entorno. Gracias al conjunto de imágenes captadas, el espectador podrá hacerse una idea general del edificio, tanto a nivel arquitectónico como funcional.

Interiores y detalles

Dentro de la fotografía de arquitectura, la especialidad de fotografía de interiores es un campo muy atractivo que ofrece mil posibilidades al profesional. La arquitectura no es solo la estructura de un edificio o su fachada: los ambientes que hay en su interior son igualmente importantes. En los interiores, el fotógrafo de arquitectura se encargará de captar imágenes donde los volúmenes de las estancias, las paredes y los techos, los muros, las carpinterías y las estructuras cobren toda su importancia y se muestren en completo esplendor. Un buen reportaje de fotografía arquitectónica debe cubrir todos estos aspectos, creando un todo lleno de interés.

Estructuras y materiales

Las estructuras arquitectónicas son magníficos modelos para fotografiar. El fotógrafo de arquitectura capta la belleza de la construcción realizada por el hombre a lo largo de la historia. La belleza de la piedra o el ladrillo, la importancia de las estructuras de madera, la solidez del hierro y el metal, la transparencia del vidrio… Son detalles que cobran vida en la fotografía de arquitectura, siempre en combinación con las líneas, los planos y los vacíos creados por las construcciones.

Post-edición y retoque

Un fotógrafo profesional debe saber emplear, e incluso dominar, las herramientas de retoque fotográfico; la fotografía de arquitectura no es ajena a esta realidad. Sin embargo, en este tipo de fotografia de arquitectura la inmediatez cobra una importancia especial. Las fotografías de exteriores de edificios, estructuras y volúmenes arquitectónicos son normalmente imágenes “desnudas”, sin atrezzo ni estilismo; es ahí donde brilla el talento del fotógrafo de arquitectura, que deberá ser capaz de descubrir y reflejar la belleza de todos los elementos presentes en la imagen a retratar.

FacebookTwitterShare