Fotógrafo de arte: la belleza creada por el hombre

La fotografía de arte es una rama muy especializada dentro de la fotografía profesional. Podría inscribirse en la categoría de fotografía de producto, aunque las características especiales de los objetos a fotografiar hacen que su desarrollo sea muy concreto. El fotógrafo de arte tiene la misión de retratar creaciones artísticas tales como pinturas, esculturas, instalaciones, ilustraciones y dibujos. Por otra parte, la fotografía de arte también contempla la realización de reportajes fotográficos sobre acciones que se desarrollan en el tiempo, como las performances o las obras de land art.

ver portolio de fotografía de arte

 

 

fotografia-arte


 

Aplicaciones de la fotografía de arte

El fotógrafo de arte cuenta con un amplio espectro de clientes, entre los que se hallan los propios artistas. Los creadores necesitan contar con un portafolio de calidad que muestre imágenes de sus obras: es su herramienta de presentación, de cara a galeristas y ferias. Los museos públicos y privados también suelen precisar los servicios de fotógrafos de arte para inventariar sus archivos, y para realizar catálogos de las colecciones y las exposiciones temporales. Las editoriales especializadas en arte son también clientes habituales del fotógrafo de arte, así como los organismos oficiales y las galerías

Pintura y escultura

Fotografiar obras de arte no es fácil: es muy importante reflejarlas como realmente son, y como su creador las concibió y realizó. Sin ir más lejos, en el campo de la fotografía de pintura, obtener imágenes que muestren los colores reales de las obras es fundamental. También lo es saber reflejar las texturas, como los empastes y las pinceladas de los cuadros al óleo. La pintura contemporánea requiere que el fotógrafo sea capaz de captar los distintos materiales empleados en el cuadro, así como los relieves y los planos. Las esculturas, además, conllevan la dificultad añadida de reflejar objetos tridimensionales de forma que el espectador sea capaz de reconocerlos y valorarlos. Para ambas disciplinas, el manejo y el control de la luz es un aspecto que el fotógrafo de arte debe dominar.

Medidas de seguridad

Muchas veces, las obras de arte son objetos muy valiosos (y en muchos casos, muy antiguos) que pueden llegar a sufrir con la manipulación que requiere tomar fotografías. Los flashes pueden dañar los pigmentos y el calor de los focos afecta a los materiales. Lo mismo rige para aspectos como el traslado y el transporte. El fotógrafo de arte debe tener siempre en cuenta estos aspectos y presentar un proyecto completo para la realización de los reportajes, en el que se incluyan todas las medidas que garanticen la seguridad del objeto a fotografiar.

La fotografía de arte en restauración

Uno de los campos donde resulta imprescindible contar con los servicios de un fotógrafo de arte es la restauración y conservación de obras de arte. El proceso de restauración, sobre todo cuando se lleva a cabo en obras pertenecientes al Estado o a grandes museos (públicos y privados), ha de documentarse al detalle para que en el futuro, los restauradores y conservadores que vuelvan a intervenir la obra conozcan las acciones que se realizaron previamente sobre ella. Además de las imágenes del exterior de la obra, es muy probable que se necesiten fotografías realizadas con infrarrojos y/o rayos X para documentar el estado interno de las estructuras y los materiales.

Retoque fotográfico, ¿sí o no?

Aunque el retoque fotográfico es habitual en todas las disciplinas de la fotografía profesional, en fotografía de arte es recomendable retocar lo menos posible las imágenes. Los colores, texturas y matices de las obras originales han de captarse in situ, y reproducirse de la forma más natural posible. Sin embargo, el fotógrafo de arte puede utilizar los programas de edición fotográfica para otras tareas, como mejorar el foco o el encuadre o realizar siluetas sobre blanco.
Como método de captación de imágenes de las obras más bellas creadas por el hombre, la fotografía de arte tiene la obligación de ser respetuosa con aquello que retrata: tanto en las imágenes que obtiene, como en el proceso destinado a realizarlas.

FacebookTwitterShare