Fotógrafo de interiores: captar la atmósfera

El trabajo del fotógrafo de interiores es probablemente uno de los más complejos y fascinantes dentro del campo de la fotografía profesional. Los fotógrafos especializados en interiorismo y decoración nunca se detienen en un solo lugar: su día a día consiste en desplazarse a distintas viviendas, locales, negocios y estudios para retratar ambientes decorados de forma especialmente atractiva. El fotógrafo de interiores profesional se encarga fundamentalmente de fotografiar espacios, en los que es preciso poner en valor los materiales, diseños y colores que visten las estancias. Para ello, cuenta con distintos recursos y técnicas gracias a los cuales los espacios cobran vida en las imágenes, creando fotografías llenas de interés visual.

ver portolio de fotografía de interiores

 

 

fotografo de interiores

fotografo de interiores

 


Fotografo de Interiores

Una parte importante de la fotografía de interiores consiste en la realización de reportajes fotográficos en pisos, casas o negocios. Estos reportajes, también conocidos como producciones fotográficas, suelen encargarlos las revistas de decoración y algunos negocios del ramo, como las empresas inmobiliarias o de diseño e interiorismo. La labor del fotógrafo de interiores es retratar los distintos espacios de la casa, haciendo hincapié en rincones con encanto y en detalles de relevancia. Para sacar todo el partido al los espacios el fotógrafo de interiores suele ir acompañado de un estilista de decoración, que se encarga de vestir las estancias con complementos decorativos tales como flores, plantas, mantelerías, cojines e incluso muebles, si fuera necesario. Esto convierte a los reportajes fotográficos de interiores en trabajos de envergadura, que pueden durar varios días y suponen una considerable inversión (económica y de tiempo) para el equipo.

Fotografía de estudio

En el campo de la fotografía de interiores, la labor de estudio tiene una relevancia especial. En muchos casos se requiere el montaje de un ambiente concreto: por ejemplo, cuando se va a realizar la portada de una revista o un catálogo, o una producción para una tienda de decoración. En tales ocasiones el fotógrafo de interiores deberá trabajar en un estudio o plató, en el cual se montará el espacio como si se tratara de una habitación o del rincón de una vivienda. Normalmente el fotógrafo cuenta con su propio estudio, aunque en muchas ocasiones los espacios se alquilan para producciones concretas. Controlar la iluminación es fundamental en este tipo de fotografías, ya que es necesario obtener una luz lo más natural y adecuada posible para la toma que se quiera realizar.

Fotografías de catálogo

El fotógrafo de interiores también suele realizar de fotografías de siluetas para catálogos de tiendas y revistas de decoración. Normalmente, este tipo de imágenes se obtienen trabajando sobre fondo blanco y con luz plana, con el objeto de mostrar el objeto fotografiado con todos sus detalles y en su color original. Al mismo tiempo, el fotógrafo debe ser capaz de sacar lo mejor del objeto en cuestión, realzando su belleza y todas sus propiedades. Estas fotografías no llevan sombreados y posteriormente se siluetean con la ayuda de herramientas de edición fotográficas, como por ejemplo Adobe Photoshop.

El retoque en fotografía de interiores

Como en el resto de los campos de la fotografía, la labor del fotógrafo de interiores incluye el dominio de las técnicas y los programas de retoque fotográfico. La mayoría de los clientes necesitan imágenes en alta resolución de gran calidad, con el grado justo de contraste, iluminación… Además, en muchas ocasiones se solicita la manipulación de las imágenes para hacer desaparecer elementos poco atractivos presentes en los ambientes, tales como cables eléctricos, manchas o reflejos. Sin embargo, aunque el fotógrafo debe ser capaz de utilizar las herramientas de retoque en su favor, un buen profesional de la fotografía de interiores debe controlar a fondo el proceso de la toma de imágenes para evitar en lo posible la manipulación posterior. En este sentido, la obtención de varias tomas por cada ambiente o silueteado (con distinta iluminación, cambios del tiempos de exposición…) le permitirá ofrecer a su cliente diferentes opciones para elegir.

Trabajamos en todo el territorio español como fotografo interiores, especialmente en Barcelona, Madrid y Valencia.

FacebookTwitterShare